DHAMOIL.60 perlas de 705 mg


DHAMOIL.60 perlas de 705 mg

N.º de producto: CD56

En existencias
se puede enviar en 3 días

22,41 / unidad(es)

IVA incluido

 

Reducciones de precio
unidad(es)
Formas de entrega posibles: Servicio postal, Recogida del cliente, Entrega express

Ingredientes: Aceite de pescado: 500 mg/perla (50% DHA y 10% EPA) 70,92%, Envoltura (Gelatina y Glicerina), Vitamina E: 5 mg/perla (D-Alfa Tocoferol) 0,71%.

Propiedades de sus componentes: Uno de los principales intereses de la nutrición en nuestros días es la calidad y la cantidad de grasas que ingerimos. El reto actual es conseguir ingerir la proporción adecuada de ácidos grasos esenciales (AGE), ya que el cuerpo no es capaz de fabricarlos y solo podemos obtenerlos a través de los alimentos, éstos se encuentran en los pescados, especialmente en los de tipo graso. - Los ácidos grasos Omega-3 son ácidos grasos poliinsaturados, en cuya serie, se encuentra el ácido eicosapentaenoico ó EPA y el ácido docosahexaenoico ó DHA.

EPA y DHA

Su precursor es el ácido alfa linoleico (LNA), pero su conversión en EPA y DHA es muy lenta y, por razones todavía desconocidas, normalmente muy bajas o ausentes.

Estudios comparativos de DHA y EPA han demostrado, entre otros efectos, que previene la Arterioesclerosis, regula la presión arterial y actúa sobre el sistema inmunitario, ejerciendo una acción inmunomoduladora. También se ha comprobado que en individuos con una dieta alta en grasas, el EPA disminuía el nivel de triglicéridos un 19% mientras el DHA un 49%.

Sin embargo tanto el EPA como el DHA son necesarios para prevenir enfermedades degenerativas. Son componentes esenciales de la estructura de la pared celular, son necesarios para el buen desarrollo del cerebro, del sistema nervioso central y el ojo, y para el buen funcionamiento de los sistemas inmunitario, reproductor, respiratorio y circulatorio.

El EPA y el DHA se encuentran en niveles muy elevados en la leche materna, para poder cubrir las necesidades de los neonatos.

¿Por qué es importante el DHA?

Los estudios sobre el DHA son relativamente recientes y todavía hoy se están investigando nuevas aplicaciones. Lo que sí sabemos es que es parte esencial de la pared celular, del cerebro, del ojo, del sistema nervioso central, y que su ingesta previene una larga lista de problemas de salud, especialmente de tipo degenerativo.

Indicaciones:

Sistema cardiovascular

  • Regula los niveles de triglicéridos y VLDL (lipoproteínas de muy alta densidad) en el plasma, sin los efectos indeseados de los fármacos usados para ello.
  • Regula el nivel de lípidos en sangre y disminuye el riesgo de problemas cardiovasculares en mujeres post menopáusicas con o sin tratamiento hormonal sustitutorio.
  • El DHA eleva los niveles del HDL llamado popularmente “colesterol bueno”.
  • Aumenta la vasodilatación arterial.
  • Reduce la hipertensión arterial moderada.
  • Disminuye el riesgo de trombosis derivado de los niveles altos de ácido araquidónico: inhibe la agregación plaquetaria, previene la arritmia y la muerte súbita.

Cerebro, tejidos nerviosos y visión 

  • El 60% del cerebro es grasa estructural, de la cual el 25% es DHA. Sus mayores concentraciones se encuentran en:
  1. Cortex cerebral: parte exterior del cerebro.
  2. Membranas sinápticas: terminaciones de las neuronas, donde se transfieren los mensajes.
  3. Mitocondria de las neuronas: generan la energía para las células y dan vida al cerebro. Aunque todo el cuerpo está en contacto con el DHA porque circula por el riego sanguíneo, las necesidades del cerebro son las  más elevadas y su función allí es más importante.
  • En los fotoreceptores: son una parte de la retina del ojo que usa el DHA como conductor. La retina es la parte del cuerpo que tiene la concentración más elevada de DHA, el cual es crucial para su formación en el feto y en los niños. Pero dado que los fotoreceptores se renuevan cada día, se recomienda la suplementación con DHA también en edad adulta.
  • Se ha investigado que los sujetos afectados de retinitis pigmentaria no pueden convertir el ácido linoleico en DHA (Hoffman) por lo que se recomienda su suplementación.
  • Los individuos con dislexia tienen problemas con sus retinas y dificultad para procesar la información visual en el cerebro, por lo que se recomienda su suplementación con DHA.
  • Actualmente el DHA se está utilizando para frenar cualquier proceso degenerativo del ojo, incluida la degeneración de la mácula, la formación de cataratas, la progresión de la miopía y el glaucoma.
  • Esquizofrenia.
  • Depresión: Se ha demostrado una relación entre el aumento de la depresión y un descenso de la ingesta de AGE omega-3. Hay que tener en cuenta que hasta un 45% de los ácidos grasos de las membranas sinápticas son AGE, sobre todo DHA.
  • Alzheimer y demencia senil: En un estudio del Dpto de Medicina de la Universidad Nacional de Gunma, Japón, se observó que la suplementación con DHA mejora en un 65% los síntomas de demencia senil y el los pacientes con Alzheimer había una mejora en el habla, depresión y otros aspectos psicológicos.

Coadyuvante en el desarrollo mental de los niños durante la  gestación, lactancia e infancia.

Artritis reumatoide y osteoartritis

Asma (alérgica y bronquial) y alergias

Eccema, dermatitis atópica y psoriasis

Colitis ulcerosa, enfermedad de Crohn y enfermedad inflamatoria intestinal.

Sistema Inmunitario

Diabetes: Todas la hormonas, incluyendo la insulina y el glucagón, controlan las células estimulando la producción de prostaglandinas,las cuales están compuestas por AGE. Si hay deficiencia de éstos (lo cual es muy común entre los diabéticos), se interrumpe su producción, con lo que se intensifica la diabetes de tipo II, aunque se fabrique suficiente insulina.

Los niveles altos de glucosa en los diabéticos, interfieren en la capacidad de convertir el ácido linoleico en DHA, lo cual es importante por los siguientes motivos:

¾      El DHA (y el EPA) mejoran la función de los receptores de insulina, por lo que se incrementan los niveles de insulina, que ayudan a bajar los niveles de glucosa en sangre.

¾      El DHA es un importante componente estructural de la retina. La degeneración de la retina es una causa común de ceguera en los diabéticos.

¾      El DHA ayuda a regular el nivel de lípidos en sangre. Un factor de riesgo para el desarrollo de la arterioesclerosis.

Uso de las grasas para ayudarnos a perder grasas

Los ácidos grasos esenciales(AGE) pueden ayudarnos a perder grasas porque:

  • Los AGE aumentan nuestro metabolismo y la producción de energía.En cambio las grasas saturadas ralentizan nuestro metabolismo, por lo que es más fácil acumular el exceso de calorías.
  • Al aumentar nuestra energía nos sentimos mejor y más activos, lo que ayuda a aumentar nuestro tono muscular.Un mayor tono muscular ayuda a quemar más grasa.
  • Los AGE son necesarios para que nuestro cuerpo fabrique prostaglandinas de la serie 3, que actúa como diurético. Al eliminar el exceso de agua hacemos que la insulina trabaje más eficazmente en el cuerpo y podamos quemar más glucosa para transformarla en energía.

Contraindicaciones:

No ingerir DHA junto con anticoagulantes.

El uso continuado de la aspirina inhibe la enzima necesaria para asimilar los ácidos grasos Omega-3, los cuáles son muy importantes para mantener un nivel adecuado de lípidos en la sangre y para producir las prostaglandinas anti-inflamatorias.

Posología:

Tomar dos perlas antes de la comida, según CDR.

 

También recomendamos

Epamoil.180 perlas
19,75 / unidad(es)

Examine también estas categorías: Codiet, CODIET, Sistema Nervioso